En este momento estás viendo Cómo prepararnos para el invierno

Cómo prepararnos para el invierno

  • Categoría de la entrada:Planificar

Cuando eres del norte de España y vives en el norte de Holanda, que te guste el invierno es difícil. Si además eres una friolera patológica, pues ya lo rematamos.

Con todo lo anterior, es lógico que cada año intente prepararme lo mejor posible para la llegada del invierno y del frío.  

Nada va a evitar las mojaduras en la bici o la falta de luz natural, pero si hay algo que puedo hacer con antelación para facilitarme la vida en invierno, lo hago.

Con los años esto se ha convertido en una lista de cosas que empiezo a hacer al acabar el verano y que siguen durante el otoño. 

Si te gustan las listas y todo lo relacionado con la planificación, estás en el lugar adecuado 🙂

una taza de café, una libreta y un portátil sobre una mesa

Qué hago antes de que acabe el verano

Cuando el tiempo empieza a cambiar pero aún hay días de calor, aprovecho para hacer lo siguiente:

Revisar la nevera, el congelador y la despensa

Dejo más a mano las cosas que son muy de verano, como helados, fruta congelada para batidos, etc.  para ir consumiéndolos antes de que dejen de apetecer. 

Ya que voy a andar moviendo cosas, aprovecho para hacer un poco de limpieza y reorganizar cosas. En esta entrada te cuento cómo organizo la nevera y la despensa, y en esta cómo organizo la cocina para adaptarla a mis necesidades.

Lavar las almohadas (las mías se pueden meter en la lavadora)

Después de muchas noches de calor las almohadas se merecen un lavado, y sé que durante el invierno no lo voy a poder hacer porque tardarían más de un día en secarse. 

Lavar las zapatillas (o deportivas, tenis, …)

Esta es quizás la tarea más difícil porque quiero poder usarlas hasta el último momento, pero a la vez quiero poder lavarlas en un día de sol y calor para que se sequen y no cojan olor. 

Yo las lavo en la lavadora, en el programa delicado, sin centrifugar. 

Qué hago durante el otoño

Una vez el tiempo ya ha cambiado y entramos en el otoño (oficial o no oficialmente) empiezo a hacer las siguientes cosas:

Limpiar las ventanas por fuera una última vez antes de la primavera

Intento limpiar las ventanas cada 3 meses más o menos, pero una vez empieza a llover sin parar dejo de hacerlo.  ¿Para qué, si cinco minutos después va a llover y se van a ensuciar otra vez? 

“Preparar” el balcón

Tenemos un balcón bastante grande, con plantas, una mesa, sillas e incluso un armario. En verano lo usamos mucho pero en invierno ni nos acordamos de él. 

Prepararlo para el invierno para mi significa barrerlo, mover las plantas y ponerlas contra la pared para que estén más protegidas y quitar los cojines de las sillas (y lavarlos). 

Realizar el cambio de armario

Esta tarea me encanta y posiblemente le dedico más tiempo del necesario 🙂 

  • Lavo toda la ropa que ya no voy a usar durante el otoño o invierno (normalmente en vario días, no toda de golpe) 
  • Limpio todo el calzado y los bolsos que ya no voy a usar
  • Aprovecho para hacer una mini limpieza y donar las cosas que ya no quiero
  • Actualizo la lista que tengo en el móvil titulada “ropa que necesito”, en caso de que necesite añadir algo para el verano siguiente
  • Cuando ya está todo limpio y listo para ser guardado, saco la ropa de invierno y en las mismas cajas guardo la de verano. 
  • Reviso la ropa de invierno y si necesito comprar algo lo apunto en la lista

Espero a finales de septiembre más o menos para ir de compras y hago un dos en uno: compro lo que me haga falta para el invierno, e intento encontrar lo que me hace falta para el verano siguiente rebajado. 

Hablando de ropa, otra cosa que hago una vez empieza el frío, y la lluvia sobre todo, es cambiar mis hábitos a la hora de lavar la ropa. Si hace sol puedo poner una lavadora llena porque en un día se seca sin problema. Pero si llueve y tengo que tender la ropa dentro de casa la cosa cambia, sobre todo en días en que llueve pero no hace falta encender la calefacción.

Mi solución para este problema es poner lavadoras con más o menos la mitad de ropa de lo que sería una carga normal. Para no malgastar agua y electricidad, uso el programa rápido, que en mi lavadora solo admite una media carga.

De esta manera a la hora de tender la ropa en el tenderete hay más espacio entre ella y esto acelera mucho el tiempo que tardará en secarse.

Si tú tampoco tienes secadora y secar la ropa cuando hace frío te trae por el camino de la amargura, en esta entrada tengo otros consejos que a mí me ayudan:

Leer más: Cómo secar la ropa dentro de casa

Hacer inventario

Esto no es más que darme una vuelta por casa con la lista de la compra en la mano para ver cómo andamos de ciertas cosas que llevamos tiempo sin usar. Cosas como betún para los zapatos, spray impermeabilizante (para los zapatos y abrigos), infusiones, velas, …

Purgar los radiadores

Esto lo hacemos cada año, normalmente la primera semana en que encendemos la calefacción.

Te dejo un link en el que explican cómo hacerlo por si no lo has hecho nunca: https://blog.caloryfrio.com/purgar-radiadores-preguntas-frecuentes/

Planificar qué voy a hacer con mi tiempo libre

En verano lo tengo claro, ir a la playa o sentarme en una terraza.

Pero en invierno las opciones y la vida social se reducen. En mi caso, si no tengo cuidado, puedo acabar pasando todo mi tiempo libre debajo de una manta en el sofá, móvil en mano. 

Para reducir algo el tiempo de sofá, o al menos hacerlo más productivo, cada otoño hago una lista de las cosas que quiero hacer durante el invierno en mi tiempo libre. 

Apunto los libros que quiero leer, busco cursos online sobre cosas que me interesan (en  https://www.coursera.org/ y https://www.edx.org/es tienen un montón de cursos gratuitos), decido que voy a comprarme un puzzle nuevo…

También me veo 4 o 5 series completas, no voy a mentir, pero esta pequeña planificación me ayuda mucho a llenar esas horas que durante el buen tiempo pasaría fuera de casa. 

Persona sobre una manta con una guitarra y una libreta en invierno

Y hasta aquí mi lista de cosas, espero que te inspire a prepararte mejor para el invierno. 

Tus circunstancias, tu casa o tu clima, pueden ser diferentes, pero al final de lo que se trata es de facilitarnos la vida, tanto en el presente como en el futuro, y la lista anterior me ayuda a conseguirlo. Espero que también te ayude a ti.

Irene

Pin Cómo prepararnos para el invierno

Deja una respuesta