En este momento estás viendo Cómo organizar la nevera, el congelador y la despensa

Cómo organizar la nevera, el congelador y la despensa

  • Categoría de la entrada:Organizar

¿Te ocurre a menudo tener que tirar comida a la basura porque se ha estropeado o caducado? Aprende en esta entrada a organizar tu nevera, congelador y despensa de la mejor manera para que esto no te vuelva a pasar.

Por qué es importante organizar la nevera, el congelador y la despensa

Porque cocinar será más fácil, sabrás siempre qué te hace falta comprar y qué no, y conservarás mejor la comida, evitando que se estropee y haya que tirarla.

Este último beneficio me parece el más importante, porque aunque a nadie le gusta tirar comida, es algo que pasa con bastante frecuencia.

Si te interesa el dato, en el año 2018 se tiraron en los hogares españoles 1.339 millones de kilos y litros de comida a la basura. Hay 18.217.300 millones de hogares en España, por lo que si sacamos la calculadora, podemos ver que se tiran unos 6 kilos de comida al mes en cada hogar.

¿Te parece mucho? Lo es, pero si lo piensas bien, entre las sobras que no se comen, la fruta o verdura que se estropea, el pan duro o los lácteos caducados sí que empiezan a salir las cuentas.

Y como dirían todas las madres del mundo, la comida no la regalan, por lo que cada mes estamos tirando dinero a la basura.

Saber cómo organizar nuestra nevera, congelador y despensa, y cómo guardar la comida correctamente para que dure el mayor tiempo posible en buen estado, son dos cosas que nos ayudarán a ahorrar dinero de manera constante.

Antes de pasar a los consejos, aquí tienes una lista de las cosas que necesitarás:

  • Tápers de plástico o vidrio
  • Bolsas y tápers específicos para congelar
  • Recipientes herméticos (que no entra el aire en ellos cuando están cerrados)
  • Pinzas para cerrar bolsas
  • Film transparente
  • Un rotulador o pegatinas para apuntar la fecha de congelación

Ahora sí, vamos con los consejos:

Nevera

Qué guardar en la nevera

Todo lo que en el supermercado está refrigerado, las sobras de comida, los «una vez abiertos conservar en la nevera», algunas frutas y verduras enteras y todas las que estén a medio consumir.

mujer cortando un limón

Cómo organizar la nevera

En la puerta se ponen las cosas que necesitan menos frío, como huevos, mantequilla, salsas, mermeladas, y también las cosas más altas, como botellas y tetrabriks.

La parte de arriba es para los precocinados y las sobras de comida ya cocinada.

En la zona del medio van los yogures, quesos y embutidos.

En la parte de abajo, que es la más fría, van las carnes y pescados sin cocinar.

El cajón o los cajones de abajo son para las frutas, verduras y bolsas de ensaladas.

Estas son recomendaciones generales basadas en la temperatura dentro del frigorífico, que es más fría abajo que arriba, y para evitar contaminaciones de un alimento a otro. No hay que seguirlas al pie de la letra, pero tienen su razón de ser.

Tanto si sigues estas recomendaciones como si no, lo más probable es que ya tengas un sitio asignado a cada cosa dentro de la nevera, igual que con las cosas en la despensa. Esto hace que guardar y encontrar algo sea mucho más fácil.

Agrupar las cosas por categoría y guardarlas juntas también te ayudará a saber de qué tienes demasiado, y deberías usar, o qué deberías apuntar en la lista del super porque te queda poco.

Cómo guardar los alimentos en la nevera

Las sobras yo las pongo en un táper, excepto cuando el recipiente en el que están va a ir directo al horno o al micro para recalentarlas. En este caso las cubro con film transparente y listo.

pollo asado en una fuente

También reutilizo botes de cristal (de mermelada, aceitunas…) para guardar algunas cosas como salsas caseras, purés, caldos…Lo único que hay que hacer es lavarlos bien y dejarlos airear unos días sin la tapa antes de usarlos.

Hay algunos tipos de comida que si se guardan en un táper de plástico, hacen que limpiarlo luego sea muy difícil, como salsas de tomate o cosas con mucho aceite. Para estas cosas uso tápers de vidrio o los tarros de cristal.

La carne y el pescado frescos, si vienen bien envasados en una bandeja los dejo tal cual. Cuando vienen solo en papel y dentro de una bolsa, los saco de la bolsa y los pongo dentro de un táper de vidrio o encima de un plato.

Si es algo que voy a descongelar, lo pongo sobre un plato grande para evitar que el líquido que va apareciendo por la descongelación toque la balda de la nevera. Todo lo que se descongela tiene que ponerse siempre en la balda más inferior de la nevera.

Al volver del super con la compra, lo normal es que aun me queden cosas en la nevera de las que he comprado más (yogures, fiambre, fruta…), para evitar que lo nuevo se consuma antes que lo antiguo, simplemente me aseguro de colocar estas cosas delante de las nuevas (o encima, según lo que sea).

Para cuando se te acumulan muchas cosas que tienen que ser consumidas pronto, una buena idea es colocarlas todas en una bandeja o plato y colocarlas en una de las baldas centrales. Cada vez que abras la nevera las verás y te será más fácil darles salida.

Congelador

Qué guardar en el congelador

Además de las cosas más obvias como carnes, pescado, pizzas, etc. hay otras cosas que no solemos congelar pero que si necesitamos hacerlo pueden ir perfectamente al congelador:

  • Queso rallado
  • Mantequilla
  • Cualquier tipo de pan: de molde, barra, para hamburguesas…
  • Pan rallado
  • Tortillas mexicanas
  • Galletas
  • Frutos secos y semillas
  • Chocolate
  • Fiambre
  • Humus

Todo lo anterior son cosas que yo he tenido que congelar en algún momento, y que se descongelan sin que cambie su sabor o textura.

Cómo organizar el congelador

Si el tuyo tiene cajones, puedes dedicar cada uno para un tipo de alimento distinto. Por ejemplo, uno para verduras, otro para carnes y pescados y otro para precocinados. También puedes usar bandejas o recipientes para agrupar aún más los alimentos dentro de cada cajón.

Si tu congelador es de los que están encima de la nevera o es un arcón, sin ninguna división, no te preocupes demasiado por el orden porque todo va a acabar mezclado.

Puedes utilizar bandejas también en estos congeladores para agrupar alimentos, pero si una tiende a estar siempre medio vacía y otra siempre llena, acabarás o mezclando categorías o desaprovechando el espacio.

Yo tengo uno de estos congeladores pequeños y no utilizo nada para intentar agrupar las cosas.

Cómo guardar los alimentos en el congelador

Yo congelo la comida en bolsas específicas para congelar. Si tuviese un congelador más grande también usaría tápers para algunas cosas, pero ocupan más espacio, por lo que solo uso bolsas.

Congelo las cosas en raciones, para una persona cuando son sobras, y para dos (nosotros somos dos en casa) cuando es carne sin cocinar. Por ejemplo, si compro un kilo de carne picada, la congelo en bolsas de 250 gramos, que es la cantidad que solemos usar para hacer una comida para los dos.

Lo más importante al guardar cosas en el congelador es asegurarnos de que nada pasa más de un año en él. Tendemos a pensar que las cosas durarán para siempre congeladas pero la realidad es que la comida también se estropea si pasa demasiado tiempo congelada.

Hay cosas que duran más que otras, pero por regla general, nada debería estar más de 12 meses en el congelador.

Como mi congelador es mini, no me da tiempo a que se me olvide qué tengo guardado o a que las cosas pasen mucho tiempo en él. Tengo que estar constantemente usando lo que tengo para evitar que se llene del todo y no pueda meter algo que necesite congelar.

Pero si tu congelador es más grande, acostúmbrate a anotar en los alimentos la fecha en que los congelas, bien con un rotulador o bien poniéndoles una pegatina con la fecha. Así sabrás siempre cuánto tiempo lleva algo dentro y podrás colocar lo más nuevo detrás o debajo de lo más antiguo para que nada se te estropee.

Despensa

Por despensa me refiero a cualquier armario, estantería o cajón que uses para guardar comida.

Cómo organizar la despensa

El mejor sistema es agrupar la comida por categorías: legumbres, pastas, arroz, conservas, panes, galletas, aceites, especias, harinas, infusiones, etc.

Una vez tienes la comida dividida en categorías, lo siguiente es pensar en qué categorías tiene sentido guardar juntas, por ejemplo, los aceites y las especias, la pasta y el arroz, etc.

Si hay cosas que siempre usas a la vez, facilítate la vida y guárdalas todas juntas aunque pertenezcan a categorías diferentes. Por ejemplo, lo que uso cada mañana en el desayuno lo guardo todo junto en la misma balda de un armario (excepto lo que está en la nevera claro).

Los armarios más accesibles (los que no te tienes que agachar o coger una silla) úsalos para guardar las cosas que usas más a menudo. Deja los demás armarios para las cosas que usas con menos frecuencia.

Las cosas más pesadas, como los packs de cartones de leche, botellas de cinco litros de aceite… deben guardarse cerca del suelo. Lo último que quieres es hacer equilibrios encima de una silla con algo pesado en las manos.

Fíjate en la fecha de caducidad para colocar los que estén más cerca de caducar más a mano.

Cómo guardar los alimentos en la despensa

Hay alimentos que una vez que se abre el envase durarán mucho más tiempo y en mejor estado si los pasamos a un recipiente hermético.

Todo lo que pueda absorber olores de otros alimentos (como el café), perder sus cualidades por la humedad (como el pan rallado o las galletas) o que sabes que vas a tardar mucho en terminar porque no lo usas muy a menudo, deberías guardarlo en un recipiente hermético.

Si vas a comprar nuevos envases herméticos, búscalos transparentes y preferiblemente cuadrados o rectangulares. Lo primero es para saber qué hay dentro fácilmente y lo segundo porque así aprovechas mejor el espacio en los armarios.

Yo los prefiero de plástico y con las tapas lo más sencillas posibles, como estos botes herméticos. (Este es un enlace de afiliación de Amazon).

También puedes reutilizar los botes de cristal de los que hablé antes para guardar algunas cosas como el pan rallado, frutos secos, bolsitas de té, etc.

tres botes de cristal con frutos secos

Para no despistarte con la fecha de caducidad de las cosas que pasas a otros recipientes tienes varias opciones:

  • Guardarlos en los recipientes sin sacarlos de su propio envase. Vamos, que guardas la bolsa de harina tal cual dentro del recipiente hermético.
  • Utilizar pegatinas reutilizables para escribir la fecha de caducidad. Tienen que ser reutilizables, porque las normales dejarán restos cada vez que las quites.
  • Anotar la fecha de caducidad en un trozo de papel o cartulina (o recortarla directamente del envase del producto) y pegarlo con celo al recipiente. Cada vez que rellenes el recipiente de nuevo repite la operación.

Para esto utiliza el sentido común, si es algo que normalmente acabas en unos pocos meses, no necesitarás anotar la fecha de caducidad.

Pero si es algo que prevees que te llevará mucho tiempo terminar, conocer cuál es la fecha de caducidad te vendrá bien cuando ya no puedas recordar cuándo lo compraste.

Para todo lo que no necesita estar en un envase hermético (como la pasta) o que tiende a durar poco tiempo en casa (un paquete de galletas en la mía por ejemplo) utiliza pinzas para cerrar bien los envases. Valen las de la ropa, pero las específicas para bolsas de comida cierran mucho mejor.

Pin cómo organizar tu nevera, congelador y despensa

Como ves, organizar tu nevera, congelador y despensa no supone demasiado esfuerzo. Ordenarlos bien y utilizar los envases adecuados es todo lo que necesitas hacer.

Y como recompensa, no solo te facilitarás tu día a día en la cocina, sino que también ahorrarás dinero, ya que reducirás considerablemente la cantidad de comida que acaba en la basura.

Espero que estos consejos te ayuden y te hayan dado alguna idea nueva.

Si además de la comida te animas a seguir organizando el resto de la cocina, en esta entrada hablo de cómo organizar la cocina pensando en nuestras necesidades, para que tanto si es pequeña o grande la aproveches al máximo.

Si lo que quieres son consejos para tener siempre la comida que necesitas en casa los tienes en esta entrada sobre cómo conseguir la despensa ideal para ti.

Irene

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Abril

    Hola! Hace un mes y medio soy ama de casa por primera vez! Me mudé con mi pareja después de vivir juntos en otro lugar pero por distintos motivos yo no podía realizar tareas como las que se necesita para tener un hogar organizado. Estoy aprendiendo y amé tu post! Realmente estoy haciendo las cosas bien, muchas de las que mencionaste ya las estaba aplicando pero me gustaría que me llegara una alerta cada que publiques algo nuevo.. hay forma de suscribirse?
    Gracias!!

    1. Hola Abril! Me alegro de que te fuera útil el post. Es genial que quieras aprender a llevar tu casa de la mejor manera posible, creo que si nuestra casa funciona nosotros funcionamos mejor.
      Espero tener la opción de suscribirse al blog lista en un par de semanas. Si tienes cuenta en Pinterest puedes seguirme por ahí también. Este es el link: https://www.pinterest.es/primerolobasico/_created/
      o simplemente búscame por el nombre del blog. Gracias por tu comentario y un saludo!

Deja una respuesta