En este momento estás viendo 7 síntomas de que debes ordenar tu casa

7 síntomas de que debes ordenar tu casa

  • Categoría de la entrada:Organizar

Ordenar tu casa (y mantenerla ordenada) es de las mejores cosas que puedes hacer para facilitarte la vida. Es cierto que todos tenemos una idea diferente de lo que es el orden, pero incluso los más desordenados saben lo importante que es encontrar algo a la primera, y no perder tiempo buscándolo.

Seguro que guardas la ropa en el armario, la comida en la nevera y los libros en una estantería, ¿pero, es esto lo que entiendes por ordenar tu casa?

En realidad hay otras cosas que también son muy importantes y que marcan la diferencia entre tener una casa organizada y no tenerla.

Si te reconoces en alguno de los siguientes síntomas, tal vez debas plantearte darle un repaso a la organización de tu hogar:

Limpiar te lleva mucho tiempo por la cantidad de cosas que tienes que mover para pasar el polvo o limpiar el suelo

Cuando no le asignamos un sitio fijo a las cosas que tenemos, muchas acaban viviendo permanentemente a la vista, apiladas sobre las mesas, estanterías o en el suelo.

Cuando toca limpiar, tener que mover estas cosas hace que nos lleve mucho más tiempo.

Tienes un desván o un trastero lleno de cosas y si alguien te preguntase qué guardas en él, solo podrías recordar la mitad de las cosas

Es normal guardar cosas que ahora no se usan pero que tal vez en el futuro sean útiles.

El problema viene cuando ese futuro nunca llega y nunca nos tomamos el tiempo de revisar lo que guardamos.

Si llegas al punto de no saber lo que tienes en el desván es hora de echar un vistazo, y posiblemente de deshacerte de algunas cosas.

Cuando necesitas algo que no usas con frecuencia, te cuesta recordar dónde está guardado

¿En un armario?, ¿en el trastero? Esto te hace perder tiempo buscándolo hasta que aparece, o peor aún, simplemente no lo encuentras.

Has comprado algo y luego te has dado cuenta de que ya tenías ese objeto en casa pero no te acordabas

Es normal no acordarse de cada cosa que poseemos, pero en una casa organizada, es más fácil comprobar si tenemos algo o no, porque sabemos dónde debemos buscarlo antes de comprarlo.

Has perdido algo importante

No recuerdas haberlo sacado de casa, pero no aparece por ningún lado. Un papel importante, unos pendientes, un cable…

La razón de estos fenómenos paranormales suele ser que la última vez que usamos ese objeto no lo devolvimos a su sitio, ese que todas las cosas deberían tener asignado.

Luego nos molestó donde estaba y lo guardamos en el primer lugar que encontramos, un cajón, una caja… O quizá fue otro miembro de la familia el que lo encontró y lo movió a otro lugar. Cuando nos damos cuenta de que no está dónde debiera, no sabemos ni por dónde empezar a buscar.

La idea de invitar a alguien a tu casa o de que alguien se presente sin avisar te produce ansiedad

Es cierto que nadie que te quiera te va a juzgar por como tengas tu casa, y que las casas de “revista” solo existen en las revistas.

Pero si la idea de tener invitados en casa te produce ansiedad porque crees que está muy desordenada, tal vez debas verlo como una señal de que deberías invertir algo más de tiempo en ordenar.

Tú día a día en casa no fluye tan bien como debería

¿Te imaginas tener que buscar el cepillo de dientes cada vez que te vas a lavar los dientes? Tener que hacerlo sería una pérdida de tiempo intolerable, y solucionarías este problema inmediatamente.

Ahora piensa en otras rutinas de tu día a día, ¿tienes las cosas que necesitas usar para esas rutinas tan organizadas como las cosas que usas cuando te lavas los dientes?

Cuando te vistes, ¿encuentras todo lo que necesitas a la primera? Cuando cocinas, ¿puedes acceder a todas las cosas que te van haciendo falta con facilidad, sin tener que rebuscar en un cajón o en un armario?

Hay muchas tareas que hacemos todos los días casi en modo automático: ducharnos, preparar el desayuno, limpiar… y en todas necesitamos una lista de cosas.

Sin estas rutinas nuestro día sería un caos, por eso, organizar las cosas que usamos en esas rutinas debería ser una prioridad.

Dos cepillos de dientes en un vaso

Conclusión

Algunos de estos síntomas tienen mucho que ver con nuestra memoria, por ejemplo no acordarnos de que ya teníamos una cosa y comprarla de nuevo, o perder tiempo buscando algo porque no sabemos dónde lo hemos guardado.

Nuestro cerebro tiene demasiadas cosas que hacer como para tener que acordarse de dónde está cada cosa en nuestra casa, especialmente las cosas que casi nunca usamos, por eso es importante ayudarnos a nosotros mismos con un buen sistema de organización.

Esto no es más que dar con el sitio adecuado para cada cosa y con la mejor forma de guardarlo. 

Puede parecer complicado pero en realidad no lo es, de hecho, solo hay que aplicar el sentido común y tener siempre como prioridad el facilitarte tu vida en casa. 

Tengo una entrada con consejos para organizar tu casa en la que hablo de esta forma más lógica de ordenar.

Para mí no se trata de ordenar una casa solo para que “parezca” ordenada, sino para que lo esté de verdad y nos facilite nuestro día a día en casa.

Si crees que es hora de darle un repaso a cómo organizas tu casa, además de tener claro la mejor forma de hacerlo, también es importante no perder el tiempo y el espacio buscando un sitio para cosas que ya no necesitas. 

Estas entradas te pueden ayudar:

Leer más: 6 consejos para vivir con menos y simplificar tu vida

Leer más: Reducir nuestras pertenencias por niveles

Irene

Pin 7 síntomas de que debes ordenar tu casa

Deja una respuesta