En este momento estás viendo Consejos para organizar la casa que funcionan

Consejos para organizar la casa que funcionan

  • Categoría de la entrada:Organizar

¿Qué es organizar? según la RAE es poner algo en orden. ¿Y cuál es la primera definición de orden? Colocación de las cosas en el lugar que les corresponde

Así, para organizar una casa, primero hay que decidir dónde va cada cosa, y luego hay que mantener el orden, devolviendo las cosas a su sitio cuando no las usamos. 

Pero por diferentes motivos, no siempre acertamos con el mejor lugar para guardar algo, o no cumplimos con lo de devolver algo a su sitio cuando no lo usamos. O a veces, hay tantas cosas guardadas en un cajón o armario, que las cosas se «pierden» en él, y no las encontramos cuando las necesitamos.

Es cuando estas situaciones se dan una y otra vez cuando empiezan los problemas del desorden: 

  • perdemos cosas porque no están donde deberían estar y no sabemos dónde las dejamos la última vez que las usamos.
  • para acceder a algo primero tenemos que mover muchas cosas, lo que reduce la probabilidad de volver a hacerlo para guardarlo, cerrando el círculo con el primer problema.
  • nos lleva demasiado tiempo encontrar algo cuando lo necesitamos. A veces directamente no lo encontramos y terminamos comprando algo de lo que aún tenemos por casa.
  • limpiar es un suplicio porque todas esas cosas que no tienen un sitio viven permanente sobre mesas o en el suelo. 

Todas estas situaciones no solo te dificultan la vida, también te están generando un estrés diario nada bueno, e incluso pueden provocar conflicto con otros miembros de la familia. 

Leer más: 7 síntomas de que debes ordenar tu casa

Mesa con muchos productos de maquillaje desordenados

Por todo esto, organizar bien una casa es fundamental, y aunque es subjetivo, y todos tenemos una visión algo diferente de lo que es una casa ordenada, hay una serie de consejos o pautas generales a la hora de organizar que tienen sentido y funcionan para casi todo el mundo.

Yo he aplicado todos estos consejos tanto en nuestra casa anterior, que era mini, como en la nueva, que es más grande. Organizar la primera casa no era fácil por la falta de espacio, pero seguir estos consejos siempre me ayudó a minimizar los problemas anteriores.

Consejos generales a la hora de organizar una casa

1. Que todo tenga un stio

Todo, absolutamente todo en casa, debería tener un sitio en el que vivir cuando no lo estamos usando. 

Este sitio no siempre tiene que ser dentro de un armario o cajón. El sitio de los mandos de la tele puede ser encima de la mesa. Un cargador puede vivir permanentemente sobre la encimera de la cocina porque es donde cargas el móvil. 

Que todo tenga un sitio hace que cuando ordenas una habitación puedas ir en piloto automático guardando cosas y así acabas antes. Otro beneficio es que todos en casa sabrán dónde buscar las cosas, al menos en teoría.

2. Darle a cada cosa el sitio que más sentido tenga

Encontrar el mejor sitio para cada cosa dependerá del sentido común, tus preferencias y del espacio que tengas

Por ejemplo, el sentido común dice que hay que guardar las sartenes en la cocina. 

Preferencia puede ser querer guardar las toallas limpias en el baño.

Depender del espacio puede ser no tener el espacio suficiente para hacerlo, por lo que las tienes que guardar en otra habitación. 

Una buena forma de saber si algo no está en donde más sentido tiene es si lo usas o no.

Las cosas, casi todas, están para ser usadas.

A veces no las usamos porque en realidad no nos hacen falta, y a veces, porque el sitio en el que están no es el correcto. 

Yo acabo de mover el maquillaje del baño a mi escritorio después de 5 meses en la casa nueva. En el baño apenas hay luz natural y la superficie del lavabo es muy pequeña, y por estas dos cosas apenas me he maquillado estos meses. 

Desde que moví el maquillaje de sitio, he vuelto a usarlo, por lo que está claro que antes no estaba en donde debería estar. 

Otra forma de dar con el sitio adecuado es no luchar contra nosotros mismos y facilitarnos la vida.

Por ejemplo, si te quitas los zapatos nada más llegar a casa, lo lógico es tener el zapatero en la entrada. Si siempre te pintas las uñas viendo la tele, puedes guardar los pintauñas en un armario del salón, y no en el cuarto de baño. 

De nuevo, esto va a depender del espacio que tengas y de tus preferencias. Pero si hay algo que dejas de manera natural en un sitio para luego moverlo a su sitio correcto, merece la pena pensar si ese es realmente su sitio correcto. 

A veces es tan simple como poner una cesta en el suelo o unos ganchos en la pared para colgar algo. 

Productos de aseo personal colgados de la pared que ayudan a organizar la casa

3. Guardar las cosas por categoría

Un buen punto de partida para organizar una casa, aunque luego lo vayamos modificando, es guardar todo lo que pertenezca a una misma categoría junto. La vajilla, la ropa de cama, los productos de limpieza… cada categoría junta y guardada en su propio espacio. 

Es una forma muy intuitiva de guardar las cosas y su principal ventaja es que si necesitas algo lo encuentras a la primera porque solo puede estar en un sitio. 

Yo siempre empiezo juntando todo lo que pertenezca a una categoría y buscando un sitio en que pueda guardarlo todo junto. 

Si luego tiene más sentido separar la categoría y guardar una parte en otro sitio pues lo hago, ya que el objetivo final es facilitarnos la vida. 

Por ejemplo, guardar productos de limpieza en todas las plantas de la casa o tener ciertos medicamentos en el dormitorio.

También puede pasar que no tengas el espacio suficiente para guardar una categoría toda junta en un mismo sitio. Si este es el caso, prueba a separar la categoría en subcategorías y buscar un sitio diferente a alguna de las subcategorías. 

Un ejemplo muy clásico es la ropa, cuando tenemos en el armario solo la de la temporada actual, y el resto guardada en otro sitio. 

Otros ejemplos pueden ser la comida, separando lo que está abierto de los extras aún sin empezar, o la vajilla de diario de la de ocasiones especiales. 

4. Organizar las cosas por frecuencia de uso

Hay cosas que se usan todos los días y cosas que solo se usan un par de veces al año. Y todo lo que cae en medio de estas dos situaciones.

Si el espacio de almacenaje es un problema, hay que repartir el espacio de manera que las cosas que más usamos sean las más accesibles. 

No pasa nada por tener que subirse a una silla o escalera para recuperar las mantas cuando empieza el invierno, pero hay que evitar tener que estar subiéndose a una silla para acceder a cosas que usamos muy a menudo. 

5. Las cosas son accesibles y es fácil devolverlas a su sitio

Cuando necesitas algo lo último que quieres es tener que mover un montón de cosas para acceder a ello, sobre todo si lo necesitas mientras haces otra cosa, como cocinar.

Si puedes identificar cosas que cada vez que las necesitas te planteas pasar de buscarlas por el trabajo que te va a llevar, o cosas que usas muy a menudo y que no están todo lo accesibles que pueden estar, estas son las cosas que deberías intentar cambiar y mejorar. 

También es importante que sean accesibles para todo el mundo en casa, por lo que si tienes niños, intenta poner todas las cosas que usan a su nivel para que sean capaces de acceder a ellas sin ayuda.

Tengo una entrada con algunas de las cosas que yo hacía en la otra casa para aprovechar mejor el espacio, y que te puede dar alguna idea para hacer las cosas más accesibles. 

Cajón con utensilios de cocina bien organizados

6. No guardar las cosas demasiado bien

A veces las cosas son accesibles, pero están tan bien guardadas que acabamos no usándolas. 

Si guardas tus bolsos cada uno en una funda de tela y luego dentro de un armario o cajón, la probabilidad de que acabes usando siempre el mismo aumenta mucho, lo sé porque a mí me pasó. 

Lo mismo pasa con los zapatos si los guardas en cajas, las joyas si las guardas en una bolsita o caja, y luego dentro de un joyero, y el joyero lo guardas en un cajón…

Piensa en si hay cosas que apenas usas simplemente porque en su día las guardaste demasiado bien y en cómo podrías guardarlas para que no estén tan escondidas.

7. Guardar las cosas para evitar que se estropeen

Las cosas se estropean, es normal y nos pasa a todos. La comida se puede caducar porque se nos olvida que la tenemos. Las polillas nos pueden destrozar un jersey, la plata se oscurece…

Pero hay formas de evitar o retrasar que esto pase y en esto tiene mucho que ver la forma en que las guardamos. 

Por ejemplo, no guardar las joyas de plata al aire libre, guardar la comida más propensa a estropearse en recipientes herméticos (en esta entrada sobre cómo organizar la despensa y la nevera tienes más información sobre esto), o proteger los libros de la luz directa del sol son algunos ejemplos. 

Armario con comida guardada en recipientes herméticos

 8. Guardar las cosas pesadas al nivel del suelo

Esto es importante por dos motivos. 

El primero es porque si guardas algo pesado en la parte alta de un armario, y para cogerlo necesitas subirte a una silla, al tener que hacer equilibrios con algo pesado en las manos estás tentando demasiado a la suerte. 

El segundo, y que también tiene que ver con la seguridad, es porque en estanterías o muebles que no estén fijados a la pared, guardar cosas pesadas en la parte de arriba puede afectar a su estabilidad. 

Qué hacer después de organizar un espacio

Después de reorganizar una categoría, toca prestar atención para ver si hemos acertado con los cambios o no. 

Si tu vida es un poco más fácil, o si usas las cosas con normalidad, es que los cambios han sido positivos. 

Si dejas de usar algo por la pereza de acceder a ello o no devuelves las cosas a su sitio, es que los cambios no fueron los mejores. 

Aunque estar constantemente cambiando las cosas de sitio no es lo ideal, no hay que casarse con las decisiones que tomemos un día y ya. 

Es mejor tener la mente abierta y prestar atención a nuestro día a día y a cómo podemos mejorarlo para conseguir una casa realmente organizada. 

Brochas de maquillaje organizadas en un bote

Algunos consejos extra

Ya que te pones a vaciar armarios y mover cosas de sitio aprovecha para hacer estas otras cosas: 

  • limpiar los armarios por dentro
  • deshacerte de lo que ya no necesitas
  • tirar cosas estropeadas 
  • hacer inventario de lo que necesitas comprar
  • colocar las cosas que quieres acabar, bien porque están a punto de caducar, bien porque simplemente quieres terminarlas, muy a mano.
  • pensar en qué sistemas de almacenaje te pueden ayudar a mantener el orden: bandejas, cestas, cajas, colgar cosas de las puertas o paredes… 

Hacer todo lo anterior, más la reorganización puede parecer mucho, y sé que hay mucha gente que recomienda no organizar y hacer limpieza de cosas a la vez. Pero para mí no tiene sentido ponerme a mover y juntar cosas sin pararme a pensar en si es algo que uso o necesito.

Una cosa es hacer una limpieza a fondo de una categoría, y centrarte solo en decidir con qué te quedas y con qué no, sin pensar en la organización, y otra reorganizar la despensa o cualquier otro espacio y aprovechar para también deshacerte de lo que ya no quieres. 

Si crees que reorganizar un espacio o una categoría te va a llevar mucho tiempo o va a ser muy abrumador prueba a dividirla para no hacerlo todo de golpe. 

Por ejemplo, si quieres reorganizar la cocina, empieza pensando en los cambios que quieres hacer (en esta entrada tienes consejos para organizar la cocina), y luego ve reordenando las distintas categorías cuando tengas tiempo y ganas. Un día la vajilla, otro la cubertería, otro la despensa…

Estantería bien organizada por seguir consejos para organizar la casa

Aspirar a tener una casa totalmente ordenada todo el tiempo no es realista. El desorden se produce porque vivimos en nuestras casas y usamos lo que tenemos.

Pero tener buenos sistemas de organización, para que luego mantenerlos sea lo más fácil posible, sí lo es. 

No pasará en un día, y no siempre acertarás a la primera, pero espero que los consejos anteriores te ayuden a organizar tu casa de la mejor manera posible. 

Pin Consejos para organizar la casa que funcionan

Si quieres aún más ayuda para organizar mejor tu casa, puedes hacerte con la Guía para poner tu casa al día. Una de las categorías es la organización y ahí encontrarás el paso a paso y las plantillas necesarias para hacerlo más fácil.

Mockup guía casa al día

Irene

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. María Laura

    Irene Gracias

Deja una respuesta