En este momento estás viendo Consejos para secar la ropa en invierno

Consejos para secar la ropa en invierno

  • Categoría de la entrada:Limpiar

Secar la ropa en invierno si no tienes una secadora puede ser difícil, sobre todo si vives en una zona lluviosa o de clima húmedo. Yo soy de Galicia y vivo en Holanda, por lo que lo de lidiar con la lluvia lo tengo bastante dominado.

En esta entrada quiero darte los consejos que a mí me van bien para tener ropa limpia en el armario durante todo el invierno y que no huela a humedad, incluso cuando no deja de llover durante días.

Mirar la previsión del tiempo

Si un día no va a llover, aprovecho para poner una lavadora lo más pronto posible y poder poner el tendedero en el balcón, en vez de dentro de casa.

Esto solo lo hago en días en que haga algo de sol, porque tenerla fuera si la humedad es muy alta, aunque no llueva, también hará que coja olor a humedad.

Poner lavadoras con menos ropa

Lo más importante para que la ropa se seque dentro de casa es que pueda correr el aire entre las prendas cuando están en el tendedero.

Para evitar tener que tender mucha ropa de una vez pongo una lavadora con menos ropa de lo normal y uso el programa corto.

Los programas cortos o de media carga son una salvación en invierno. Si trabajas fuera de casa, te puede dar tiempo a poner una lavadora al levantarte y dejar la ropa tendida antes de irte.

De esta manera no tienes que esperar al fin de semana para lavar toda la ropa de la semana. Algo muy difícil cuando sabes que va a tardar bastante en secarse y el espacio es limitado.

Centrifugado máximo

Mi lavadora me da bastante libertad a la hora de elegir el nivel de centrifugado. Para ropa normal siempre elijo el centrifugado más alto, que en mi caso, y en el de casi todas las lavadoras, es de 1400 revoluciones.

Esto es muy importante porque cuanto más alto sea el centrifugado, más seca saldrá la ropa de la lavadora. Un centrifugado a 1400 revoluciones, elimina el 50% de la humedad de la ropa, lo cual ayuda mucho a que la ropa se seque antes.

Cuando lavo cosas más delicadas, uso el programa para prendas delicadas y pongo el centrifugado máximo que ese programa me permite, que es de 600 revoluciones.

Si se me ha acumulado ropa y he puesto una carga completa, o si estoy lavando sábanas y cosas pesadas, al acabar la lavadora le doy un centrifugado extra.

Simplemente espero a que acabe la lavadora, y antes de sacarla le pongo el programa de centrifugado solo. Este doble centrifugado hace que la ropa salga aún con menos humedad y reduce el tiempo que le va a llevar a la ropa secarse.

Parte frontal de una lavadora

Usar suavizante

Durante bastante tiempo fui anti suavizante, y solo usaba vinagre en su lugar. Todavía hoy pongo lavadoras con vinagre, si tengo que lavar cosas de microfibra, o de vez en cuando si van toallas.

Pero tengo un par de prendas que en la etiqueta pone que hay que lavarlas con suavizante, y es cierto que cuando las lavaba sin él salían de la lavadora bastante mal, como acartonadas.

Compré suavizante con la idea de usarlo solo cuando lavase esas prendas, pero me di cuenta de que la ropa sale de la lavadora más “seca” cuando uso suavizante que cuando no.

En verano no me importa demasiado, pero en invierno todo ayuda, de ahí que haya recuperado el uso del suavizante.

Tenderla cerca de un radiador

Sin una fuente de calor cerca, la ropa tardará horas en secarse, y cuanto más tarde la ropa en secarse, más olor a humedad cogerá. La única forma de acortar el tiempo de secado es colocándola cerca de un radiador.

Yo uso un tendedero normal que coloco enfrente de un radiador, y dos minitendederos de los que se cuelgan de un radiador, que coloco en otros radiadores. Así toda la ropa puede estar cerca de un radiador.

Como intento poner lavadoras con menos ropa es muy raro que tenga que usar los tres a la vez.

No pasa nada si no tienes la calefacción puesta nada más acabar la lavadora. Nosotros, quitando lo peor del invierno, no encendemos la calefacción hasta la tarde, por lo que la ropa está tendida sin ella durante varias horas.

Pero que en algún momento del día la ropa esté cerca de un radiador encendido u otra fuente de calor, es lo que va a evitar que coja olor a humedad.

Tender la ropa correctamente

Como todo ayuda, hay formas mejores y peores de tender la ropa para que se seque antes.

La manera ideal es colgar las prendas más grandes en los extremos del tendedero y luego ir intercalando prendas grandes con prendas pequeñas, dejando las cosas más pequeñas en el interior.

El objetivo es siempre que el aire circule libremente entre las prendas, por eso dos toallas de igual tamaño colgadas una enfrente de la otra tardarán más en secarse que si están bien separadas.

Para las sábanas y fundas del nórdico, que es el mayor problema, lo que hago es no lavar más que una sábana en cada lavadora. Si por lo que sea necesito lavar dos lo hago, pero siempre intento evitarlo.

A la hora de tenderla, la doblo dos o tres veces, según el espacio que tenga libre en el tendedero, y la cuelgo en uno de los extremos.

Según se van secando otras prendas y las puedo retirar, voy extendiendo la sábana de manera que ocupe más espacio en el tendedero.

Al final del día, lo único que queda en el tendedero es la sábana, ya sin doblar.

Mover la ropa con frecuencia

Tanto darle la vuelta a los pantalones o camisetas, como ir sacando lo que ya está seco e ir moviendo el resto más cerca del radiador.

No pasa nada si no puedes hacer esto porque no estás en casa mientras la ropa se seca, pero acelera bastante el tiempo de secado.

Sobre la humedad en casa

Es posible que hayas leído que secar la ropa dentro de casa es perjudicial para la salud.

Esto se debe a que la humedad que sale de la ropa no desaparece, sino que se queda en el aire, lo que aumenta el nivel de humedad dentro de casa.

Se considera que el nivel de humedad dentro de una casa es aceptable si está entre un 40% y un 60%. Por debajo es demasiado seco y por encima demasiado húmedo.

El problema de vivir con un nivel alto de humedad en casa es que los hongos florecen en ambientes donde la humedad es alta (más del 60%).

Los hongos pueden causar problemas de salud por lo que debemos evitar su aparición.

Tender la ropa dentro de casa aumenta el nivel de humedad, pero también lo hace darnos una ducha, o hervir agua para cocer pasta, y no se suele alarmar a la gente para que deje de cocinar o de ducharse.

Qué hacer

Mi consejo es que conozcas cuál es el nivel de humedad normal en tu casa y actúes en consecuencia.

De entrada ya sabes si vives en un clima seco o húmedo, o si tienes un problema de humedad en casa o no (que aparezca moho en las paredes es un indicador).

Si no estás segura de cuál es el nivel de humedad que tienes en casa, puedes comprar un higrómetro, que te dará el dato exacto en todo momento.

No son caros (el mío costó 10€), y también suelen dar la temperatura, con lo que tendrás una idea muy clara de tu situación.

Si la humedad no es un problema, no pasará nada porque en invierno tengas que secar la ropa dentro de casa, al contrario, puede ser beneficioso para subir el nivel de humedad si este es muy bajo.

En cambio, si la humedad sí es un problema en tu casa, porque siempre es alta, tender la ropa dentro agravará el problema, aunque solo sea de manera temporal.

Si este es tu caso, tendrás que informarte de cómo puedes bajar el nivel de humedad en casa.

Puedes leer este artículo en el que explican más en profundidad este tema y dan consejos muy útiles para subir o bajar la humedad dentro de casa.

Pin consejos para secar la ropa en invierno

Espero que estos consejos te ahorren el trabajo de lavar y secar la ropa en invierno (aunque la lavadora haga la mayor parte) para que al final termine cogiendo ese desagradable olor a humedad.

Si tienes algún otro consejo para secar la ropa en invierno puedes compartirlo dejando un comentario.

Irene

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Maria

    No sabía lo del suavizante, gracias

Deja una respuesta