En este momento estás viendo La importancia de la planificación en el hogar

La importancia de la planificación en el hogar

  • Categoría de la entrada:Planificar

Llevar una casa implica una infinidad de tareas y responsabilidades. Unas se nos dan mejor, otras peor. Unas nos gustan, otras las detestamos, y algunas, las delegamos en otras personas. 

Pero da igual quien las haga o si nos gustan o no, para que nuestro hogar funcione y no sea una fuente constante de estrés, tenemos que cumplir con todas estas tareas, y preferiblemente, hacerlas de la manera más efectiva posible. 

Y si hay algo que a mí me ha ayudado a llevar la casa al día y a anticiparme a las cosas, es la planificación. Tanto que le he dado su propia categoría en el blog. 

Por eso quería dedicar una entrada a la importancia de la planificación en casa, pero antes de nada, debería explicar un poco qué entiendo por planificar y por planificación en el hogar.

Planificar

La RAE define la planificación como:

«un plan general, metódicamente organizado y frecuentemente de gran amplitud, para obtener un objetivo determinado, tal como el desarrollo armónico de una ciudad, el desarrollo económico, la investigación científica, etc.»

Vamos, sentarte y crear un plan que te haga alcanzar un objetivo, y es esta palabra, objetivo, la más importante de todas. 

¿Por qué? 

Primero, porque si no hay un objetivo no hay planificación, lo que hay es otra cosa. Por ejemplo, si cada mes me siento con mi agenda y apunto el día en que van a pasar por mi calle a recoger el contenedor de papel, no estoy planificando nada. Lo que estoy haciendo es apuntando una información para que no se me olvide.

Segundo, porque si sabemos exactamente qué es lo que queremos conseguir, nos será mucho más fácil decidir qué pasos seguir y cuáles no. Si tienes un terreno en casa y te sientas a pensar qué hacer con él, el plan de hacer un jardín ornamental será muy diferente del plan de hacer una huerta. 

Esto no significa que siempre tenga que haber un objetivo tan específico y definitorio. A veces un objetivo puede ser más general, como querer facilitarte la vida a la hora de hacer algo, por ejemplo, cocinar.

Me parecía importante explicar esto porque a veces confundimos planificar con otras cosas. Con productividad, con gestión del tiempo, con ser organizado o no… y es lógico, porque son cosas relacionadas entre sí, pero ni son sinónimos, ni deben darse todas a la vez para alcanzar un objetivo. 

Mujer con una agenda pensando en la planificación en el hogar

La planificación en el hogar

Esto en cuanto a la planificación en general, pero ¿qué entiendo por planificación en el hogar? Pues en pararse a pensar en qué cosas en casa se podrían beneficiar de un poco de planificación, o dicho de otra forma, de tener un plan que nos ayude a hacerlas mejor y a conseguir nuestros objetivos. (O a pensar en esos objetivos si todavía no lo habíamos hecho). 

De esta manera, hay muchas cosas en casa que se pueden planificar: 

  • los menús semanales
  • la Navidad
  • el mantenimiento de la casa
  • los cambios de estación (verano e invierno)
  • las tareas de limpieza

Resumiendo, si puedes ponerte al menos un objetivo: comer más sano, no estresarme mucho estas navidades, preparar la casa para un cambio de estación… y puedes crear unos pasos a seguir por simples que sean para conseguir ese objetivo, estás planificando algo.

Y aunque no hace falta ponerle el nombre para hacerlo, sentarte y decirte, voy a planificar esto o lo otro, preferiblemente con papel y boli, te ayudará a ver tu objetivo más claro, pensar en los pasos que tienes que seguir y en qué orden, en qué no habías pensado hasta ahora… y al final, alcanzar ese objetivo.

¿Por qué es importante hacerlo? 

Hay muchas razones para planificar las cosas del hogar, pero la más importante en mi opinión es que te ayudará a hacer las cosas mejor. Al planificar con calma algo, nos da tiempo a pensar en todos los detalles, y a conseguir que esa tarea, proyecto o situación para la que nos estamos preparando se lleve a cabo de la mejor manera posible. 

Y digo posible, porque la perfección no existe, ni las personas perfectas. Siempre van a surgir imprevistos, vamos a olvidarnos de algo… pero tener un plan siempre nos va a ayudar a no perder el control y a conseguir los objetivos que tengamos más fácilmente. 

Otro beneficio de planificar es que elimina esa sensación de ir siempre por detrás con las tareas del hogar. Es literalmente la solución a este problema porque al planificar algo te das cuenta de qué tienes que hacer y cuándo por lo que no lo dejarás todo para el último momento.

Por último, aunque muy importante, planificar te ayuda a alcanzar tus objetivos, y esos objetivos son importantes para ti por un motivo, por lo que merece la pena hacer todo lo posible para alcanzarlos. 

Puedes querer mantener tu casa más limpia en general, comer más variado, comprar los regalos de Navidad con antelación para ahorrar dinero, tener siempre en casa lo necesario para algunos imprevistos que en realidad no lo son tanto…

Sean cuales sean, si hay cosas que quieres conseguir en casa, lo quieres hacer porque es importante para ti. Y lo es de verdad, porque cualquier cosa que mejoremos en casa mejora nuestro día a día y, por lo tanto, nuestra vida. 

Mujer planificando en un cuaderno

Es cierto que hay otras muchas cosas en la vida que son más importantes, como el trabajo, la familia, los amigos, el ocio… y que por eso tendemos a relegar las cosas de la casa a un segundo plano. Pero es importante dedicar un tiempo a crear planes para hacer las cosas mejor en casa, porque al final, esto repercute directamente en nosotros. 

Todo lo que puedas hacer hoy para facilitarte la vida en el futuro es una buena inversión de tu tiempo, y esto es lo yo entiendo por planificación, en el hogar, pero también en otras áreas de mi vida. 

Espero que esta entrada te inspire a querer mejorar algún aspecto de tu casa y a crear un plan, por simple que sea, que te ayude a conseguirlo. Sin prisas y asumiendo que no va a salir todo perfecto a la primera, pero sabiendo que  merecerá la pena.  

pin planificación en el hogar

Irene

Deja una respuesta